Seleccionar página

1. Apaga tu móvil y sólo enciéndelo a horas determinadas del día.

2.No vuelvas a escribir tus mensajes, o los dictas o los grabas, pero no los escribas tu.

3. Desvía todas las llamadas al buzón de voz para procesar cuando te venga bien, no contestes nunca inmediatamente una llamada, a no ser que sea de un familiar o amistad cercana que sepan que solo te deben llamar en caso de emergencia.

4. Evita conversaciones de más de cinco minutos. Todas las que vayan a durar más pídeles que te lo escriban en un correo.

5. Ocupa tu tiempo de conversaciones en hacer tareas de baja rentabilidad que sean mecánicas y que estén en tu lista de pendientes.

 

Share This