Seleccionar página

Una de las cosas que tendemos los humanos es a alargar las conversaciones por teléfono. Como de una telenovela se tratara, nos contamos toda nuestra vida e investigamos toda la vida de nuestro interlocutor. Eso está bien si quieres hacerlo pero si realmente no te interesa te aconsejo que vayas al grano.  Di algo del tipo

“Hola, soy Pepito, he visto que me has llamado. Es que ando muy liado en un proyecto. ¿qué necesitas”

De esta forma evitas que la persona empiece a contarte su vida….

Si sabes que esa persona quiere contarte su vida, un antiguo amigo que se ha puesto en contacto contigo, siempre acota la conversación:

“Hola, soy Pepito, cuanto tiempo!!!. Te he llamado por que tengo 20 minutos antes de una reunión. Como te ha ido?”

Así sabrá la persona que tiene un tiempo finito y no se alargará, como a veces pasa, horas la conversación.

Si la persona no tiene tiempo en ese momento o quiere alargar la conversación a otro día dile que volverás a intentarlo en otro hueco, no permitas que manejen tu tiempo, pero tampoco, si es lo que quieres, olvides hacer estas llamadas. Apúntatelo para el primer hueco que tengas.

<<El correo electrónico, la mensajería instantánea, y los móviles nos dan la capacidad

de comunicación fabulosa, pero como vivimos y trabajamos en nuestros propios mundos,

la comunicación es totalmente desorganizada>>

Marilyn Vos Savant, la mujer con mayor coeficiente de inteligencia de la historia.

Si la llamada es técnica y quieren darte información pídeles que te escriban un correo, simplemente diles que tienes una urgencia en cinco minutos. No permitas que te llamen en otro momento para explicártelo, diles que te escriban un correo.

Yo personalmente me pongo un limite de 5 minutos con una alarma, cuando pasan los 5 minutos la alarma suena en el móvil y digo que es una llamada que tengo que tenía que coger…. U otra excusa… lo importante es ser conciso y no tener charlas maratonianas nunca por teléfono.

HAZ TAREAS DE BAJA RENTABILIDAD MIENTRAS HABLAS

Las tareas de baja rentabilidad son aquellas que tienes que hacer si o si pero que no te llevan a tus metas, por ejemplo, fregar platos, sacar al perro, bajar la basura….

Aprovecha los cascos para hablar sin manos para hacer otras tareas de tu listas de pendientes.  Te aconsejo que las tareas que elijas siempre sean cosas que ya tengas interiorizadas y no cosas nuevas que tengas que pensar, así evitarás distracciones durante la conversación.

Y te recuerdo de nuevo que te pongas una alarma, si no tanto la tarea de baja rentabilidad como la llamada se eternizarán.

 

Share This