Seleccionar página

Todos hemos sentido alguna vez esa sensación que no tenemos tiempo para nada, que vamos apagando un fuego para tener encendido otros dos más antes de terminar. No te preocupes, todos hemos estado así alguna vez, hasta que nos enseñaron el sistema correcto para hacer las cosas correctas de la manera más eficaz y facil, y que no vuelvas a sentirte como si no tuvieses tiempo para nada. 

Tu familia te mira mal por no tener tiempo para ellos, y te sientes angustiado, tu jefe te exige más y las tareas gastan todo el tiempo de la jornada y más allá. Hechas horas de más para sacar adelante los proyectos y los correos se te acumulan. Sientes un dolor de cabeza del cansancio que te provoca pensar en todo lo que todavía te queda por hacer.

No te preocupes, estamos en el mismo barco. Yo también estaba así, hasta que apliqué de forma continuada una serie de estrategias y hábitos que, implantadas de una forma ordenada e inteligente, integrándolos poco a poco en tu día a día, conseguí alcanzar mis propios sueños y proyectos, y tener el tiempo libre suficiente para disfrutar de mis hobbies.

Dentro de la Gestion de Tiempo hay distintos niveles que indican como estás y que hábitos debes incluir en tu vida. A medida que subes de nivel, más eficazmente manejarás tu tiempo, hasta que puedas tener todo el tiempo que necesitas para hacer aquello que quieras.

LA GESTIÓN DE LAS PEQUEÑAS COSAS

El primer nivel para una correcta Gestión de Tiempo en una Vida Zen es sencillo y fácil de aplicar. Es lo que llamamos la Gestión de las Pequeñas Cosas. Son pequeños hábitos que tienes que implantar poco a poco, sin prisa, sin agobios, que liberaran tan solo unos pocos minutos o segundos, sí, he dicho segundos, a tu día a día. Al liberar segundos o minutos en tu rutina, empezarás a liberar horas a la semana y ya no te digo lo que consigues al año. Con estos métodos que te explicaremos en lo sucesivo, puedes llegar a liberar hasta una hora diaria al día sin que te des cuenta.

¿Por qué no enseñar todos los niveles seguidos?, bueno, mucha gente que asesoré me lo preguntó, si pasáramos directamente a esos niveles tu mente se resistiría al cambio, querría no salir de su zona de confort, le gusta donde está aunque está sufriendo, porque lo conoce y tiene miedo a lo desconocido, y volverías a caer en los mismos malos hábitos.

<<La mayoría de la gente tendría éxito en las pequeñas cosas

Si no estuviera tan preocupada por grandes ambiciones>>

Henry Longfellow Wadsworth 

   A nuestra mente hay que engañarla, hacerla creer que los pequeños cambios que hagamos no tienen importancia, que no les preste casi atención. Así la atrapamos y la engatusamos, para llegar a hacer cambios extraordinarios de otros niveles superiores que si intentaras ahora tu mente se revelaría y con razón. Menudo lio la quieres meter, con lo a gusto que está en su conformismo.

Me gusta este primer nivel, es el que distingue a la gente que realmente quiere cambiar con la gente que se compra un libro, lee el primer capítulo y lo deja. Es lo que los chinos llamarían Siu Nim Tao, el camino de la pequeña idea, es como los pequeños pasos de un bebé que quiere correr y no puede. Tiene que aprender a caerse, levantarse con dignidad e intentarlo de nuevo. Pues vamos a ello

Para que te hagas una idea de lo que vamos a aprender, tendríamos los siguientes tres pasos:

  1. Aprender a hacer las tareas de forma más rápida y eficaz para liberarte de algo de tiempo para empezar a respirar un poco.
  2. Automatizar todo lo que podamos para no gastar nuestro tiempo.
  3. Consigue liberarte del correo electrónico y otras aplicaciones ladronas de tu tiempo.

 

Muchas gracias por leernos y estar ahí. Seguiremos con esta serie de artículos muy pronto.

Share This