Seleccionar página

El presupuesto se basa en medir lo que podemos gastar y en lo que debemos asignar el capital de la empresa, para saber si estás haciendo lo suficiente para impulsar su crecimiento o simplemente se están gastando los recursos que tenemos.

Es por esto, que al realizar presupuestos debemos realizarlos detalladamente para que no existan brechas de errores. Uno de los errores más comunes para un emprendedor o para cualquier persona, es no tener un presupuesto. Esto da oportunidad al caos, a gastar sin controlar y a no adquirir lo necesario para poder sobrevivir a la economía.

La causa de no hacer un presupuesto, es la confianza del desconocimiento. No elaboran el presupuesto porque piensan que van a vender lo suficiente y hasta más para cubrir todos los gastos, sin embargo, se debe hacer un pronóstico real y alcanzable de las ventas para que el presupuesto pueda funcionar.

Ventajas de tener un presupuesto:

  • Se elabora un pronóstico de la empresa, para realizar una medición de resultados, en caso de que se estén alcanzando o lo contrario y aplicar medidas.
  • Se toman mejores decisiones, cuando visualizamos todos los números juntos, allí sabemos cuáles son las decisiones pertinentes que se deben tomar. Disminuimos errores, ya que sabemos qué hace falta en concreto.
  • Establecer metas, para lograr el éxito esto es vital, las metas en ingresos, cómo conseguirlos, las metas para disminuir costos o mantenerlos y por supuesto, los márgenes de ganancias mantenerlos o aumentarlos.
  • El presupuesto sirve para todo tipo de negocios e individuos, puedes realizarlo en una hoja de papel, o en un documento Excel, más profesionalmente.

¿Qué debe reflejar el presupuesto?

  • Proyección de ingresos o ventas en caso que sea un negocio: la demanda de tu producto o servicio, o en todo caso los ingresos por salario que tengas. Debes medir: oportunidad de venta, el mercado meta, competencia, precio del producto, disponibilidad en el mercado.

Mantener tres escenarios posibles: ventas altas, intermedias y bajas.

  • Proyección de costos necesarios para que sea balanceado con el nivel de ingresos. Se debe incluir el costo de la producción del producto, de la comercialización, la entrega, ventas y publicidad, administración, impuestos.
  • Proyección de ganancias, dependiendo de los números que reflejen las cifras anteriores. Como todo emprendimiento recién comenzado, es natural que los primeros meses las ventas sean bajas, y de pérdidas. Por eso, se debe tener este presupuesto para saber qué se puede presentar.
  • Plantear un periodo determinado y sumar el total de ganancias que proyectas para ese tiempo.
  • Se mide si el negocio o las finanzas personales son rentables para mantener este ritmo.

Si estas comenzando a trabajar con base a presupuestos, esta medición y proyección serán muy beneficiosas para ti. Ya que podrás saber en qué momento encontrarás el equilibrio financiero de tu negocio o personal. Y en caso de que no esté dando resultados, sabrás donde actuar para que se reestablezca el balance del presupuesto.

Lo más recomendable para hacer un presupuesto como debe ser, es solicitar la ayuda o el trabajo de un contador o algún profesional de las finanzas, para que nuestros números sean reales, alcanzables y estables cada vez más. Además, ellos tendrán buenas ideas estratégicas para lograr los objetivos planteados.

Como mencionamos anteriormente, puedes realizar el presupuesto con papel y lápiz. Sin embargo, la tecnología nos otorga una herramienta valiosa que podemos aprovechar al máximo, como lo es el programa de Microsoft, Excel.

Si quieres arriesgarte con Excel, te daremos algunos consejos:

  • Utiliza lo largo y ancho de Excel. Abre más pestañas y utiliza las celdas que sean necesarias.
  • No tengas números aislados en una celda, se debe tener una vista de todas las cifras.
  • No incluyas los centavos, redondea.
  • Utiliza la moneda en que estás ofreciendo tus servicios o productos. Para que las sumas sean fáciles de realizar.
  • Realiza las operaciones horizontalmente.
  • Coloca en cada celda el nombre a lo que te estás refiriendo.
  • Utiliza colores, las cantidades fijas con un color, y las que varían con otro.
  • Cada vez que sea modificado se debe guardar con la fecha actualizada.

El presupuesto hará que ahorres tiempo, dinero y energía. ¡Aplícalo en tu empresa o personalmente y aprovecha sus beneficios!

 

Haz lo bueno mejor y lo mejor Excelente

 

Share This