Seleccionar página

Muchas personas lo conocen como la ley del 80/20, el principio o Ley de Pareto fue diseñada por Vilfredo Pareto como una herramienta para dedicarla al área de la economía. Sin embargo, gracias a los diversos análisis de expertos hoy en día la misma es aplicable a distintas áreas de nuestro accionar, incluso más allá del entorno laboral y productivo.

Este principio es, a simple vista, bastante sencillo pues requiere una evaluación del total (100%) y dividirlo en dos segmentos, uno que cuente con el 80% y el otro contentivo del 20% restante. Ello, de acuerdo a la visión del visionario francés reúne lo esencial de los temas de productividad.

Hoy en día, el principio de Pareto se basa en la obtención de resultados positivos, dicha razón guarda relación por el hecho de que un 20% de las cosas bien ejecutadas generan el 80 por ciento de resultados positivos en cualquier ámbito.

Cómo aplicarlo

Sacarle el máximo provecho a este principio es bastante sencillo, sobre todo si se toma en cuenta que todos podemos ser más efectivos si se le presta la debida atención al 20% de las actividades a realizar cotidianamente. Entonces, de ser así se puede lograr la consolidación de importantes resultados en un 80%.

En lo que fue su análisis, Pareto economista de origen italiano estableció que el número 80/20 representa que el 80 por ciento de un total equivale a un 20% del mismo. Dicho análisis surge evaluando la distribución de la riqueza en Italia, donde el 80% de la riqueza de ese país se encontraba en manos del 20% de la población.

Con el transcurrir de los años, el principio de Pareto ha trascendido al ámbito empresarial. Allí diversos especialistas han ido poco a poco adaptando la filosofía del mismo dividiéndola en varios aspectos. El primero de ellos relacionado con respecto al tiempo, en este sentido impulsa a que los trabajadores inviertan por lo menos el 20% del tiempo para la producción del 80% de los resultados.

Igual situación ocurre cuando se trata de los volúmenes de venta de los productos a comercializar. En este particular el principio refiere que el 80 por ciento de las ventas está orientado por el 20 por ciento de los productos.

La relación clientes y empresa no deja de ser distinta. Por tal motivo se plantea que el 20% de los clientes representa el 80 por ciento de los acuerdos cerrados con efectividad.

Elementos distractores

A manera de resumen, el principio de Pareto podría explicar a cualquier emprendedor que no es necesario perder la vida para ser productivos y exitosos. Todo lo contrario, con poner énfasis en un pequeño porcentaje del día a día los resultados pueden ser óptimos.

Sin embargo, existe un factor que en su momento no precisó Pareto y este tiene que ver con los elementos distractores. En muchos ámbitos de la vida, dichos factores influyen negativamente para conseguir resultados positivos en las gestiones cotidianas.

Correos electrónicos, redes sociales, pausas en horarios no adecuados, son parte de esos elementos que podrían perturbar el conseguir resultados positivos. En este sentido, es primordial establecer un orden jerárquico de las actividades a fin de que ese 20% de tiempo invertido sea de máximo provecho.

Factores importantes

Muchas han sido las empresas que han aplicado el principio de Pareto en sus actividades diarias, es por ello que han establecido que para lograr resultados efectivos lo principal es establecer una agenda de planificación diaria, en la misma deben estar planteadas las reuniones, objetivos pendientes, entre otros asuntos.

Realizada la agenda, es necesario priorizar las actividades a desarrollar, se separa lo urgente de lo importante, se establecen horarios para ir cumpliendo con lo propuesto en la agenda de actividades. De esta manera se reducen los tiempos perdidos y hay mayores lapsos para concentrarse.

Efectuadas las dos primeras actividades se debe aplicar el principio de Pareto, en ese sentido expertos en el área recomiendan separar el 20% de las tareas importantes, las mismas deben ser estrictamente verificadas para consolidar resultados.

Finalmente algunos especialistas sostienen que la administración del tiempo también es fundamental para consolidar los resultados, una distribución de tiempo óptima se podría lograr con una perfecta aplicación de la Ley de Pareto.

Haz que lo bueno sea mejor, y lo mejor Excelente

Palabras más buscadas:

  • argumento ley de pareto
Share This