Seleccionar página

A menudo solemos admirar a aquellas personas que suelen ser líderes en diversas áreas, por su tenacidad, por su valor, por sus conocimientos, etc. Sin embargo, lo que más admiramos de esa personas en muchas oportunidades es su excelencia a afrontar de manera positiva todo lo que hace, esa razón le permite separase de la mediocridad que hoy abunda en muchas labores.

Pero ¿Cómo lograr esa excelencia en lo cotidiano? ¿Cuáles son los pasos a seguir para lograrlo? Las respuestas a esas interrogantes tienen dentro de ellas muchas opciones, pero lo principal que hay que tomar en cuenta es que se debe, ante todo momento, tener la disposición y abrirse para llevar la vida al más alto desempeño.

Lo primero que se debe hacer para lograr esa excelencia es derribar el muro que la hace inalcanzable. La excelencia no debe ser un acto heroico, todo lo contrario, la excelencia debe convencernos en todo momento que podemos guiar nuestra pasión al más alto nivel de desarrollo.

Buscando excelencia

Muchos especialistas han coincidido en que los altos niveles de mediocridad que existen hoy en día, vienen dados por las relaciones de comodidad y complacencia que se han establecido durante los últimos años. El contar con un cheque mensual, vacaciones y otros factores, han impedido que se busquen nuevas formas de alcanzar diversos propósitos.

Jesús Lacoste, sugiere que para logar la excelencia es importante “pensar como aquellos a los que se admira”. De vez en cuando es importante ubicarse en la mente de esas personas y plantarse la posibilidad de conocer lo que ellos harían en nuestras posiciones. ¿Dejarían el trabajo que no ofrece futuro? Por ejemplo. Es importante ir deslastrándose de las limitaciones que nosotros solemos imponer (como manifiesta Francisco Alcaide) para ir en la búsqueda de grandes resultados.

Otro punto en lo que coinciden varios autores, es que se debe evaluar la pasión por lo que hacemos. Es ese elemento el que permitirá salir adelante ante cualquier adversidad de se presente, además la pasión será el principal “motivador” para alcanzar grandes cosas. Los especialistas coinciden que no se debe colocar por encima de este aspecto ni la carga familiar y mucho menos el dinero. Haciendo las cosas con pasión, el dinero vendrá por sí sólo.

Otro punto a tomar en cuenta y que expresa en sus escritos Lacoste es el relacionado con la pérdida del miedo. Es sabido que el ser humano teme a fallar, más si considera que no cuenta con lo necesario para sacar adelante los proyectos, sin embargo hay una frase de Lacoste que debe emplearse día a día “fracasar es tan sólo una excusa para intentarlo de nuevo”. Con algo tan sencillo ¿por qué no ponerlo en práctica?

El mismo autor, entre sus tips para alcanzar la excelencia presenta el evaluar las compañías y revisar si estas son “tóxicas”. Con ello, Lacoste no sólo está pidiendo analizar las amistades, sino cuanto influyen en el estancamiento que podamos tener. Siempre es importante estar en contacto con personas que estén en sintonía con la búsqueda de grandes objetivos.

Disciplina necesaria

Una persona que busca la excelencia debe responder las siguientes interrogantes, ¿Estoy haciendo lo correcto? ¿Qué quiero lograr con la excelencia?, al responder con sinceridad las mismas, se debe trabajar en función de ello, pero siempre con un orden claro.

Como es habitual, se debe establecer un cronograma de cumplimiento de objetivos y metas. Ello permitirá tener una visión más clara de lo que se está desarrollando y permitirá ir estableciendo nuevas capacidades a medida que se cumpla con lo planteado.

De igual manera, la innovación debe ser parte del día a día en la búsqueda de la excelencia. El adquirir nuevas técnicas y conocimientos evitará que se caiga en la mediocridad. El evolucionar y buscar nuevos caminos será fundamental en la motivación para la consolidación de las metas.

El dar el mayor esfuerzo debe ser una premisa permanente en la búsqueda de la excelencia. Asimismo también es importante mantener un alto compromiso y asumir las responsabilidades, mientras más aferrado a estos planteamientos estés, mayor será la recompensa a recibir.

Por último es importante comprender que todo lo que se desea en esta vida requiere de esfuerzo, “se deben producir las oportunidades para alcanzar el éxito”. Mantener la mejora continua provocará la calidad total del individuo.

Haz que lo bueno sea mejor, y lo mejor Excelente

Share This