Seleccionar página

Para una verdadera campaña de marketing tienes que destacar sobre los demás.

No solo tienes que tener un buen producto, tienes que dar a tus futuros clientes un GUAU gigante que les deje asombrados y que se olviden de los otros vendedores.

Esta estrategia, que en principio es difícil de llevar a cabo, es fácil si piensas que están consiguiendo tus clientes con las demás empresas.

Pero esto no solo tienes que hacerlo en tu vida empresarial, si no en todos los aspectos de tu vida. Como puedes dejar asombrado a tu futuro ‘cliente’.

Tenía un amigo que quería un puesto que habían anunciado en una página de una empresa en otra ciudad, Barcelona para vuestra información. Lo que solicitaban en dicho puesto era cubierto de sobra por el curriculum de mi amigo, pero mi amigo no tenía muchas esperanzas de conseguirlo.

Nos reunimos y le aconseje que aprendiera todo sobre esa empresa, sus intereses, sus inversiones, sus características y habilidades, y también todo lo que pudiera aprender de forma legal, claro está, sobre su personal, desde las secretarias hasta los directivos. Todo ello en 24 horas. Y que se pidiera una semana libre de su trabajo y que se fuera inmediatamente a pasar una semana a Barcelona y que contactara con todo el personal que pudiera de la empresa y que estuviese todos los días allí hasta que le atendieran.

Mi amigo dudaba, y yo le dije, si dentro de unos años, cuando sigas en este trabajo, pienses que si hubieras gastado esa semana podías estar haciendo ese trabajo, te arrepentirías?.

Claro esta que la respuesta fue un rotundo si, y se fue para allá.

Todos los días estuvo alli, y no le atendieron como es debido. El primer dia estuvo todo el dia en el hall y le dijeron que el jefe de personal no le podía atender aquel dia. Yo le dije que aguantará.

Al siguiente dia, una secretaria del jefe de personal le dijo que le diera el curriculum y que se podía marchar. El le dijo que ya lo había mandado, que había venido desde Madrid y que quería hablar con el jefe de personal personalmente. La secretaria le dijo que no tenía tiempo para atender entrevistas personales, y el le dijo que podría esperar toda la semana.

El empezó a perder la esperanza llegado el viernes, pero una semilla había sido implantada, en las recepcionistas del hall, en la secretaria del jefe de personal. Un muchacho llevaba todos los días sin moverse, durante todo el día, en el hall, para poder hacer una entrevista. Sin duda, esto llego por fin a oídos del jefe de personal. Alguien con esa voluntad por conseguir el trabajo, haría un trabajo excelente si trabajaba para ellos.

Por fin, el jefe de personal le atendió, y la entrevista fue increíble, ya que mi amigo sabia todo de la empresa, sabia por lo que había leído y había hablado con las recepcionistas todo tipo de cosas.

El no era un muchacho que buscaba empleo en esa empresa, era un trabajador excelente de esa empresa que aun no había sido contratado. Ahora, diez años después, el es jefe de proyectos senior de dicha empresa y demuestra el mismo entusiasmo y voluntad de la que hizo gala.

¿quien está dispuesto a asombrar por conseguir lo que se quiere?

<< Asombro: lo más elevado que puede llegar el hombre >>

Johann Wolfgang Von Goethe

 

Haz lo bueno mejor, y lo mejor Excelente!!! 

Share This