Seleccionar página

Desde muy jóvenes hemos escuchado la frase “es mejor dar que recibir” todo partiendo desde el concepto bíblico expresado en Hechos 30:25. Esa afirmación de Jesucristo se ha traducido con éxito en varios campos, entre ellos los negocios a pesar de que muchos aún no conocen a ciencia cierta su definición.

El mundo en el que vivimos hoy en día nos ha acostumbrado a dar y recibir algo a cambio. Como ejemplo podemos citar las transacciones comerciales donde por la contraprestación de un bien o servicio se entrega algún dinero. Pese a ello, no todo se desenvuelve de esa manera, existen métodos que nos permiten obtener mejores resultados, partiendo de una ofrenda bondadosa.

En otros campos de la vida, el dar y recibir se manifiestan como energías, las cuales de acuerdo a esa visión están en una misma línea con sentidos opuestos. La gracia de ello radica en que ambas deben fluir y es cuando se inicia un movimiento circular donde quien “da recibe y quien recibe más adelante da”.

Negocios exitosos

Por la legislación de muchos países, las empresas o negocios con grandes dimensiones se han visto obligadas a entregar parte de sus ganancias a las comunidades donde residen. Dicha acción en un principio se percibe como algo molesto, pero analizando con detenimiento la misma se pueden vislumbrar grandes resultados.

Regularmente esas empresas, cuentan con personal que hace vida dentro de esas comunidades. En la medida que las mismas se involucren con esas sociedades, mediante el aporte de recursos para su desarrollo, verán retribuido con creces esas acciones al poder contar con un personal mejor preparado y enfocado en el beneficio pleno de la empresa.

Hay muchos especialistas que se han dedicado a analizar el efecto de la “generosidad” en los negocios, Una de esas personas es Margaret Heffernan quien desde su óptica manifiesta que en la medida que se otorga, se van generando importantes relaciones que cuando apremian las crisis, éstas son capaces de tender una mano para salir de las mismas.

Hefferman sostiene que a pesar de las ventajas que pueda tener la tecnología, estas nunca van a superar al factor humano y que es este, más allá de sus errores y aciertos el que cuenta con una ventaja sentimental que le permite en determinados momentos ofrecer ayuda a los más necesitados, sin la plena conciencia de que en el futuro ello se revertirá de manera positiva.

Estudios relevantes

Existen millones de casos en el mundo de empresas (y también empresarios) que han aprovechado sus recursos para entregar al máximo, bien sea dinero, obras, ayudas, en fin cualquier elemento que se sepa, le permita a unos pocos salir adelante en cualquier situación.

Por otro lado, existen empresas que se han dedicado a analizar el impacto que esas contribuciones han tenido en la sociedad. Por lo general (revela el estudio) es el dar, el común denominador que genera mayores beneficios a las empresas, ello por encima de cuantiosas inversiones que a la larga se traducen en mayores ganancias para la organización.

Hasta aquí, nos enfocamos solamente en el hecho monetario exclusivamente, sin embargo se debe tomar en consideración que más allá del dinero, existen otros elementos que entregados de manera oportuna van a beneficiar a la colectividad o alguna individualidad en particular.

Redes de conciencia

Un elemento que está siendo determinante en la consolidación de que las empresas sean más generosas a la hora de entregar sus ganancias es el uso de las redes sociales. En muchos países, como se explicó anteriormente hay programas de Responsabilidad Social Empresarial y los mismos a través de la plataforma 2.0 llegan a un mayor número de personas logrando así que el impacto sea mayor.

Algunos estudiosos de la mente humana han llegado a la conclusión que el tema de la generosidad puede ser considerado como genético. Sin embargo, esa misma apreciación es trasladada a la empresa, ya que el cúmulo de empleados puede ser el motor para que la organización pueda implementar un programa de Responsabilidad Social Empresarial que pueda ayudar a la colectividad.

En resumen, las redes sociales poco a poco se han convertido en nuevos canales de comunicación, y las mismas serán implementadas por las organizaciones para llevar adelante programas que le permitan dar más y recibir a cambio mayor información.

Haz lo bueno mejor, y lo mejor Excelente

Share This